Consejos para sus viajes en avión

Si el medio de transporte que vamos a utilizar es el avión, distinguiremos entre equipaje que podemos subir a bordo del  avión o equipaje a  facturar. Es recomendable consultar las normas de la compañía aérea que vamos a utilizar para tener en cuenta las medidas y pesos permitidos por pasajero. La norma general de  las medias low cost son 40 x 55 x 20 cmts. , 10 Kgrs. , y las compañías normales 45 x 56 x 25 cmts.

Sobre el  tipo de material, la recomendación de MaletasViaje es que sean maletas rígidas, bien sean de polipropileno, material rígido más común utilizado en la fabricación de maletas, o los actuales policarbonatos, que destacan por su alta resistencia y su bajo peso, sobre todo a tener en cuenta en tamaños grandes, pues nos puede evitar pagar sobrepeso a la compañía aérea.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta nuestros  viajes en avión, es el destino del viaje. Por ejemplo si vamos a viajar a Estados Unidos lo ideal es que nuestra maleta disponga de un cierre TSA. Este cierre tiene la característica que la policía aduanera dispone de una llave maestra para abrir nuestra maleta, en caso que sea necesario, sin necesidad de forzarla ni por consecuencia romper la maleta.

También hay que tener en cuenta el transporte de líquidos, para lo que habrá que tener en cuenta los transportados en el equipaje de mano.

Únicamente está permitido llevar líquidos en el equipaje de mano en los siguientes casos:
Líquidos en envases individuales de capacidad no superior a 100 ml. contenidos a su vez en una bolsa de plástico transparente con sistema de apertura/cierre y de capacidad no superior a 1 litro (bolsa de aproximadamente20 x 20 cm.). Sólo se puede transportar una bolsa por pasajero, incluidos niños.
Los contenidos de esta bolsa deberán caber cómodamente y la bolsa con dichos contenidos deberá poder cerrarse completamente.
Los pasajeros deberán proveerse de dichas bolsas antes del inicio de su viaje. Pueden adquirirlas en cualquier centro comercial, siempre que cumplan con los requisitos establecidos, o en las tiendas de algunos aeropuertos.
A efectos de estas medidas, se consideran líquidos:
o Agua y otras bebidas, sopas, jarabes.
o Cremas, pastas (incluida la pasta de dientes), lociones y aceites.
o Perfumes.
o Gel, como por ejemplo, gel de ducha o champú.
o Contenidos de contenedores presurizados, incluidos espuma de afeitar, otras espumas y desodorantes.
o Aerosoles.
o Cualquier otro de consistencia similar.
Líquidos que deban ser utilizados durante el viaje* bien por necesidades médicas o por necesidad de dietas especiales, incluyendo comida infantil. Cuando sea requerido, el pasajero deberá mostrar la autenticidad del líquido.
Se recomienda que, en la medida de lo posible, el pasajero lleve consigo la receta médica o justificación de su condición particular.
* Viaje = vuelo de ida + estancia + vuelo de vuelta.
Líquidos, como bebidas o perfumes, comprados en las tiendas de aeropuertos comunitarios o en aeropuertos autorizados** de países no comunitarios, siempre y cuando dichas tiendas se encuentren después de los controles de seguridad. Si usted adquiere alguno de los productos afectados por esta normativa, contacte con el personal de la tienda para más información acerca de cómo transportar los líquidos adquiridos.
** Aeropuerto de Singapur (SIN) y en Croacia, aeropuertos de Dubrovnik (DBV), Rijeka (RJK), Pula (PUY), Split (SPU), Zadar (ZAD) y Zagreb (ZAG).
Líquidos obtenidos a bordo de la aeronave de una compañía comunitaria. Si adquiere alguno de los productos afectados por esta normativa, contacte con el personal de la tripulación para más información acerca de cómo transportar los líquidos adquiridos.
Si usted va a viajar con alguno de los líquidos permitidos mencionados en los puntos anteriores en su equipaje de mano, deberá sacarlos del equipaje de mano, colocarlos en la bandeja proporcionada al efecto y presentar dichos líquidos en el control de seguridad para su inspección separada del resto del equipaje de mano.
Si estos productos son vendidos en bolsas selladas, no las abra hasta que no haya finalizado su viaje. Si usted va a continuar su viaje en otro aeropuerto de la UE, no abra esta bolsa sellada hasta que haya salido del último aeropuerto comunitario.
Las restricciones relativas al transporte de líquidos al que se refiere este apartado no afectan al equipaje facturado.